americayesno2

¿Qué me interesa más? 

¿Cómo puedo saber qué opción de beca estaría más cerca de conseguir y la que sería más adecuada para mí? En nuestra compañía, que somos pioneros en Europa y contamos con más de 26 años de experiencia internacional en la consecución de becas en universidades top USA, hemos desarrollado un sistema para evaluar  las aptitudes y el rendimiento individual de cada alumno cuantificando las horas de clase y estudio necesarias para obtener la nota más alta posible en el SAT, meta alcanzable por medio de una preparación de la más alta calidad con tutores especializados graduados de Harvard.

¿Qué camino hemos de seguir para conseguir la mejor universidad para mi hijo/a? 

El número de universidades con beca deportiva varía según el nivel de las mismas. Así tenemos que para el nivel Premium tal solo 16 universidades ofrecen beca deportiva, el 15% del total. Conforme vamos disminuyendo el nivel académico, el número de universidades que ofrecen beca deportiva va aumentando. Por ejemplo, las ofrecen en 25 universidades del nivel Preferred, un 25%. De las 700 universidades que ofrecen becas por deporte, más de 500 están en los niveles más bajos del ranking académico.

BECAS ACADÉMICAS BECAS DE NECESIDAD BECAS DEPORTIVAS

Otorgadas al rendimiento académica destacado del estudiante.

(Requisitos: SAT y notas del colegio)

Concedidas en base a la necesidad económica de la familia.

Requisitos: SAT y notas del colegio)

Otorgadas al alto rendimiento deportivo.

(Requisitos más asequibles: SAT y notas del colegio)

Se conceden para los 4 años de carrera.

Se evita la incertidumbre de la renovación anual.

La universidad continúa brindando apoyo durante toda la carrera, siempre y cuando se mantenga la necesidad financiera.

Solamente los deportistas de alto rendimiento tienen acceso a becas completas.

 

Más sostenibles en el tiempo y con frecuencia más cuantiosas que las deportivas.

La universidad no puede retirar la ayuda financiera como resultado de una bajada del rendimiento académico.

 

Se renuevan anualmente en función del desempeño deportivo. No están garantizadas para 4 años. Las pueden retirar sin previo aviso.

El 90% de los estudiantes con nota media de notable y puntuación alta de SAT pueden acceder a estas becas muy competitivas en universidades entre las 200 mejores del mundo.

 

Solo un 15% de las univ. Premium (top 100) ofrecen becas deportivas. Resulta muy complicado cumplir ambos requisitos.

 

FYI – Información a tener en cuenta

americayesno2_1Son muchos los intereses creados en numerosas academias deportivas con el propósito de que los jugadores deportistas entrenen mucho y compitan ferozmente para poder conseguir el nivel deportivo más alto posible sin prestar mucha atención a los resultados académicos, sobre todo al SAT. Si analizamos los dos posibles caminos (el deportivo y el académico) ciertamente nos encontramos que en más del 90% de los casos estamos más cerca de obtener mejores resultados siguiendo lo que denominamos en la compañía el Merit Track, hoja de ruta que incluye un énfasis del 80% en los resultados del SAT y las notas del colegio y del 20% en el aspecto deportivo. Los resultados logrados al seguir esta hoja de ruta han demostrado en más del 95% de las ocasiones que los estudiantes / deportistas llegan a conseguir el objetivo de ir a una de las 200 mejores universidades del mundo ubicadas en USA.

La ponderación de estos objetivos es prioritario tanto para la FTM como para IVY / AI, del mismo modo que lo es para muchísimas familias europeas que encuentran en el deporte un apoyo para poder acceder a una universidad top a nivel mundial. Esta hoja de ruta no sitúa el deporte como objetivo único ni razón principal para acceder a una universidad americana por medio de una beca meramente deportiva, ya que en la mayoría de los casos los estudiantes / deportistas que lo hacen así van a parar a universidades de bajo nivel académico. Hemos de tener muy presente que cuanto más bajo es el nivel académico de las universidades más becas deportivas ofrecen. Y cuanto más alto es el nivel académico otorgan menos becas deportivas y más becas de otras fuentes. La hoja de ruta (Career Path) para acceder a las universidades top es completamente diferente que para universidades de bajo nivel académico.

americayesno2_2Estados Unidos cuenta con 73 universidades entre las 200 mejores del mundo. Sin embargo, España, Italia y Portugal no tienen ninguna. Las universidades del top 100 USA ofrecen a todos sus estudiantes prácticas en empresas desde el segundo año y una garantía del 100% de contar con un trabajo después de la graduación. También se tiene un 100% de posibilidades de prorrogar la estancia en USA para trabajar bajo el visado H1B, con una extensión de 3 a 6 años, y generalmente ese permiso de trabajo se extiende a oportunidades a nivel internacional en España, Europa o el resto del mundo con condiciones muy ventajosas, ya se cuenta con varios años de experiencia del primer nivel.

Salarios medios en universidades Elite, Premium y Preferred

Universidades Elite

 

Universidades Premium

 

Universidades Preferred

Universidad

Salario medio

 

Universidad

Salario medio

 

Universidad

Salario medio

Columbia University

$124,700

New York University

$117,000

American Univ.

$106,900

Brown University

$132,000

Johns Hopkins Univ.

$112,200

Babson College

$141,700

Cornell University

$123,900

Georgia Tech.

$128,700

Trinity Collge

$108,700

University of Pennsylvania

$134,800

University of Richmond

$106,600

Skidmore College

$97,300

Harvard University

$140,700

Stony Brook University

$108,800

Bentely University

$114,300

Yale University

$132,000

Georgetown Univ.

$129,500

Brandeis Univeristy

$114,200

Princeton University

$147,800

Franklin & Marshall C.

$112,400

Kalamazoo College

$95,200

Dartmounth College

$140,300

Boston University

$113,500

Furman University

$104,000

 


Cuándo empezar la preparación: requisitos para distintos niveles académicos de universidades

 Nivel de universidad

Cuando empezar

Universidades de élite (Ivy League) y Premium Plus (las 20 mejores de USA)

Si el estudiante procede de un colegio británico o americano: la preparación debe comenzar en 3º de la ESO y, máximo, 4º de la ESO en casos excepcionales.

Universidades de élite y Premium Plus

Si el alumno viene de un colegio español o francés la preparación debe arrancar en 2º o 3º de la ESO.

Universidades Premium

(clasificadas de la 21 a la 93 USA)

La formación tiene que empezar al principio o mediado 4º de la ESO y como máximo en primero de bachiller.

Universidades Preferred

(de la 94 a la 197)

La preparación arrancará mediado 4º de la ESO como máximo o al principio del primero de bachiller.

Universidades Standard Plus

(198 a la 750)

El estudiante comenzará a prepararse al final de 4º ESO o, como máximo al final del primer curso de bachiller.

Universidades Standard Competitive (751 a la 1980)

La formación arrancará mediado el primer curso de bachiller hasta principios de segundo de bachiller.

Universidades Standard Less Competitive

(1981 a la 3200)

El aspirante iniciará su formación a finales de primero de bachiller o mediado el segundo curso de bachiller.

Standard non Competitive

(3201 a la 4000)

Principios de segundo de bachillerato hasta el final de segundo de bachiller.

 

americayesno2_3

10 INSIGHTS you should know about World Top Universities

1. ¿Qué significa el término Full Circle en universidades top a nivel mundial ubicadas en USA? El esfuerzo inicial de las familias en forma de tiempo y dinero, se convierte, a la postre, en inversión y no en mero gasto. Resultando en la inversión más sostenible en el tiempo, con el retorno de lo invertido más elevado que se puede obtener.

2. Efecto “Hiperpadres” (helicopter parents) sobre los estudiantes universitarios en América. Los siguientes titulares de prensa exponen los efectos causados cuando se intenta controlar al máximo la educación de los hijos, y proponen remedios para evitar ese estilo.

  • ¿Quieres un estudiante universitario bien adaptado? Dejad de ser hiperpadres. (Forbes.com, artículo del 30 junio 2016.)
  • Cómo los hiperpadres perjudican a los estudiantes universitarios. (The Washington Post, artículo de 2 septiembre 2014.)
  • 6 consejos de un experto para evitar ser hiperpadres y promover independencia. (Nextavenue.org, artículo del 15 septiembre de 2017.

3. Conexión entre multinacionales y universidades top en USA. Estas iniciativas son de vital importancia para el desarrollo intelectual y práctico de los estudiantes en su transición al mercado laboral de calidad.

 

Cornell University <–> Bill & Melinda Gates = Computing and Information Science.

americayesno2_4Bill Gates donó en 2006, a través de la Fundación Bill y Melinda Gates, 25 millones de dólares para la construcción de un edificio dedicado enteramente a la ciencia y tecnología informática. El edificio fue inaugurado en 2014.

 

MIT <–> IBM = Artificial Intelligence.

americayesno2_5IBM y MIT han formado equipo para colaborar en un extenso proyecto de investigación a lo largo de una década para comprender los alcances de los sistemas de Inteligencia Artificial.

4. ¿Qué significa Endowment?. Las universidades norteamericanas reciben donaciones de dinero con el condicionante de que han de ser invertidas, permaneciendo el fondo principal intacto a perpetuidad o por un largo periodo, y permitiendo a la universidad distribuir los intereses producidos en forma de becas. De este modo, la donación tiene un impacto a largo plazo. Tener un endowment (dotación financiera) muy elevado significa, al tratarse de datos de carácter público, muy buena reputación para la universidad, y representa muchos medios para atraer y becar a los estudiantes más talentosos, así como muchos recursos para invertir en investigación y permite contar con profesores de altísimo nivel.

5. ¿Cuáles son las repercusiones del endowment en la financiación de estudiantes extranjeros provenientes de países de todo el mundo?. Cuanto mayor es la dotación de fondos con los que cuenta una universidad, más oportunidades ofrece a los estudiantes internacionales de percibir becas cuantiosas de índole académica, basadas en el mérito o en la necesidad económica.

6. Filtros de poder en las universidades.  ¿Quiénes están detrás de la toma de decisiones?  ¿Se trata de un proceso de carácter jerárquico o es independiente a semejanza del funcionamiento del poder judicial en los países más democráticos?

  • President  – director ejecutivo de la universidad. Proporciona el liderazgo institucional y la supervisión. Desarrolla y dirige la misión, las estrategias y el avance de la universidad. Actúa como director principal, primer embajador y la voz pública de la universidad.
  • Board of Directors – órgano rector de la universidad. Como fiduciario de la universidad, la junta es responsable de la salud a largo plazo de la universidad, supervisando y alineando su dirección estratégica, política educativa, recursos financieros y operaciones con la misión de la universidad.
  • Director of Major Gifts – responsable de la gestión general del programa de donaciones principales, que se encarga de gestionar las relaciones y asegurar el apoyo de donantes capaces de aportar a partir de 1.000.000$.
  • Dean of Admissions – desarrollan estrategias de marketing y reclutamiento para lograr objetivos específicos anuales. Asimismo, supervisa los procesos de reclutamiento, evaluación de candidatos y admisión de estudiantes.
  • Athletic Directors – supervisan todos los aspectos del programa atlético, incluyendo la contratación de entrenadores, programación, preparación del presupuesto, promoción y gestión de las instalaciones.
  • Sports Coaches – responsables de planificar y dirigir el reclutamiento y la selección de jugadores, el entrenamiento y el mejor desempeño de los estudiantes atletas, tanto a nivel individual como colectivo.

 

7. ¿Es posible averiguar el funcionamiento de las universidades americanas únicamente a través de una página web?. Aunque la transparencia es capital en un país tan preocupado por la legitimidad, existe como denominamos en nuestra compañía el “secreto sumarial” donde, al igual que sucede en entidades públicas y privadas, se deposita mucha información (la más determinante) que se emplea para resolver si un estudiante puede o no ser admitido en una universidad top.

8. ¿Cómo se determina la selectividad para acceder a una universidad top? Los altos puntajes de los exámenes estandarizados y las buenas calificaciones son definitivamente importantes, pero qué sucede si la mayoría de los candidatos satisfacen los mismos criterios, entonces diferenciarse de la mayoría es tan importante o más. ¿Qué podría marcar la diferencia? Logros personales, talentos especiales, diversidad geográfica, actividades extracurriculares, origen étnico y socioeconómico, dotes de liderazgo, habilidades deportivas…

Por norma general, cuánto más puntera es la universidad más becas otorgan a estudiantes.

UNIVERSIDAD

Estudiantes

solicitantes

Estudiantes

admitidos

%

admitidos

SAT promedio

Promedio ayuda financiera

Promedio salarial

Ranking Best Professors

 

39.506

2.056

5,20

1.540

50.000 $

140.700 $

# 12

Yale

32.900

2.272

6,91

1.550

47.000 $

132.000 $

# 1

Cornell

47.038

5.889

12,52

1.450

39.700 $

123.900 $

# 20

Boston Univ.

60.815

15.203

25,00

1.370

26.500 $

113.500 $

# 60

MIT

20.247

1.438

7,10

1.520

38.800 $

147.000 $

# 9

Georgetown

21.465

3.313

15,43

1.460

34.200 $

129.500 $

# 44

NYU

67.232

18.520

27,55

1.410

28.200 $

117.000 $

# 42

Swarthmore

9.383

960

10.23

1.490

35.900 $

126.200 $

# 66

Carnegie Mellon

35.740

4.836

13,53

1.490

37.700 $

126.400 $

# 40

 

10. ¿Cómo se eligen a los altos mandatarios de las universidades? ¿Ha cambiado el método de elección en la última década? Antes se elegían a los presidentes y los directivos (board of directors) en base a logros académicos y a la habilidad para diseñar currículums académicos únicos. Hoy en día, los presidentes de las universidades tienen que tener las capacidades necesarias para producir resultados estelares en el balance económico anual. Huntington Lambert fue nombrado en 2013 Dean of Continuing Education and University Extension de Harvard University. Anteriormente trabajó para Colorado State University donde creo de cero el Global Campus, una universidad pública online. Lambert desarrolló la estrategia, el plan de negocios y el plan de operaciones, y estuvo involucrado en todos los aspectos de la planificación, decisiones de la junta, puesta en marcha, permisos legales y acreditaciones independientes. El Gobal Campus de Colorado State atiende a más de 10.000 estudiantes al año.

AWAKENING TRUTH

Sin mirar muy atrás, la mayoría de padres y madres de estudiantes deportistas, así como los propios deportistas, no distinguían ni indagaban acerca de la calidad de las universidades ni las futuras repercusiones que una titulación de dichos centros educativos tendría a la hora de la incorporación al mercado laboral.

Lo que siempre se tenía en cuenta era las prestaciones económicas que la universidad ofrecía a los estudiantes deportistas, pero no se solía analizar lo que sucedería más allá de los cuatro años de carrera, cuando el estudiante finalizara sus estudios.

¿Qué sucede cuando los estudiantes completan su carrera en universidades de diferentes niveles académicos? Hemos recopilado estadísticas que abarcan desde los años 80, para lo cual hemos consultando a estudiantes deportistas españoles y europeos en general. He aquí los resultados:


 

Años 80


Durante aquella década hubo un gran interés por salir a estudiar fuera. Hacer la carrera en Estados Unidos tenía una gran reputación. Pocos estudiantes habían salido fuera antes de la transición democrática de España. Recordamos a Carlos Homedes, Marcos Garzo (altos dirigentes de Nike en la actualidad). Las posibilidades de encontrar un empleo próspero y con oportunidades eran muy altas en esos años. Al hacerlo pocos, la ley de la oferta y la demanda explica perfectamente las oportunidades que dichos privilegiados tuvieron por estudiar en USA.  En los años 70 y 80 varios de nuestros políticos, como García Margallo (Harvard University) y Rodrigo Rato (University of California at Berkeley) entre otros cursaron estudios superiores en aquel país.


 

Años 90


Aunque America International / Ivy League Education fue la primera empresa organizada legalmente en Europa con la misión de ayudar a estudiantes deportistas a encontrar becas deportivas y académicas en universidades norteamericanas. No eran tantos los que conocían estas oportunidades y en aquella época de prosperidad en nuestro país no existía la necesidad imperiosa de que los jóvenes tuvieran que buscar oportunidades en Estados Unidos.

Primera década del siglo XXI (2000-2010)
Se registra un gran crecimiento, sobre todo de 2008 a 2010, años en los que la mayor crisis económica y social que ha sufrido España desde el inicio de la democracia forzó a miles de jóvenes a abandonar el país en busca de oportunidades en USA. Estas salidas no fueron en su mayoría voluntarias, sino que muchos de quienes se marcharon lo hicieron obligados, sencillamente diciendo “me voy de mi España querida” donde me den una beca.


 

2011 a la actualidad


Las generaciones que se marcharon en la primera década del siglo XXI regresan a España (y Europa) y se encuentran con unas dificultades enormes para incorporarse al mercado laboral con garantías. Las nuevas generaciones del 2010 en adelante empiezan a plantearse de nuevo salir fuera a estudiar a Estados Unidos, aunque no a cualquier precio ni de cualquier manera.

ACADEMICS MATTER

Qué esperar cuando estudiantes españoles/europeos cursan sus estudios superiores en los Estados Unidos?

Lean por favor el siguiente informe que puede ser de su interés:

Estudiantes que van a universidades Standard, situadas en el ranking de la 500 a la 4.000:

  • Estos centros tienen un nivel de exigencia muy bajo. Los americanos que acceden a este tipo de universidades han cursado su bachiller en instituciones donde las asignaturas equivalen a un máximo de 3º a 4º de la ESO en España. Las empresas lo saben y por lo tanto contratan a muy pocos estudiantes extranjeros de esos niveles para desempeñar cualquier tipo de trabajo en EE.UU, y si los contratan lo hacen para puestos muy básicos y con bajos salarios. Con esta titulación no les otorgan permisos de trabajo en EE.UU (H1B), la visa de trabajo para profesionales por un periodo de 3 a 6 años, y tienen que regresar a España. Si el estudiante decide permanecer en Estados Unidos y proseguir con sus estudios las opciones de acceder a un postgrado de prestigio también se limitan considerablemente. Cuando regresan España las posibilidades de incorporarse al mercado laboral es un reto importante ya que carecen de experiencia.

 

Universidades Standard plus, situadas en el ranking de la 200 a la 499:

  • Son universidades de mayor prestigio que aceptan a estudiantes graduados de sus promociones. Son entre el 10% y el 15% de todas las universidades que hay en Estados Unidos. El  57% de los estudiantes de estos centros consiguen trabajo el primer año tras finalizar su carrera universitaria. Las universidades ofrecen facilidades para que los estudiantes hagan prácticas de trabajo no remuneradas.

Universidades Preferred, situadas en el ranking de la 94 a la 199:

  • Estados Unidos cuenta con las 72 mejores universidades del mundo, el 90% de estos centros ofrecen prácticas en empresas y remuneradas antes de terminar la carrera, y un porcentaje similar de los estudiantes consiguen trabajo un año después de terminar la carrera. Más del 50% de los estudiantes acceden a trabajos en USA más allá del primer año bajo el status de H1B, con una extensión de 3 a 6 años, y en todas las ocasiones ese permiso de trabajo se extiende a oportunidades de trabajo internacional en España, Europa o el resto del mundo con condiciones muy ventajosas, ya que llegan con varios años de experiencia.

Universidades Premium, situadas en el ranking de la 9 a la 93.

  • Hay un 100% de garantía de contar con un trabajo después de la graduación. También tienen un 100% de posibilidades de prorrogar su estancia en USA para trabajar bajo el visado H1B.

Universidades Elite. Universidades Ivy League:

  • La marca IVY LEAGUE es la marca más reconocida del mundo a nivel educativo. Los estudiantes disfrutan de las relaciones y contactos (network) más exclusivas del mundo. Igualmente, los salarios de los puestos de trabajo que ocupan son los más elevados.  El 100% de los licenciados en estos centros cuenta con trabajo y visados de trabajo, además disfrutan de prácticas remuneradas mientras cursan la carrera.

Los resultados sobresalientes obtenidos en los últimos años y que están cambiando el horizonte de estudiantes españoles/europeos en las mejores universidades del mundo y de USA, se debe única y exclusivamente a los denominados II & III Paramount Pillars.

THE II PARAMOUNT PILLARS

Los II Paramount Pillars combinan el servicio de becas con la preparación al SAT, lo cual permite al estudiante asegurar su admisión en una de las mejores universidades del mundo.

¿En qué consiste the new II Paramount Pillars?

University Placement:

Career Path (hoja de ruta) diseñado estratégicamente a la medida exacta del expediente académico y deportivo, del nivel de inglés, de la carrera a estudiar y del status socio-económico. Se puede arrancar a partir de los 13 años o de 2º o 3º de ESO, aunque admite flexibilidad para adaptarse a cada estudiante.

Preparación exámenes SAT/TOEFL:

Clases privadas online con profesores graduados en Harvard con resultados excepcionales que permiten apuntar a las universidades top.

THE III PARAMOUNT PILLARS

Los III Paramount Pillars proporcionan las herramientas necesarias para avanzar con paso firme hacia la admisión en una de las mejores universidades del mundo. Los excelentes resultados del programa ya han sido experimentados por más de dos centenares de familias durante los últimos tres años.

¿En qué consiste the new III Paramount Pillars?

University Placement:

Career Path (hoja de ruta) diseñado estratégicamente a la medida exacta del expediente académico y deportivo, del nivel de inglés, de la carrera a estudiar y del status socio-económico. Se puede arrancar a partir de los 13 años o de 2º o 3º de ESO, aunque admite flexibilidad para adaptarse a cada estudiante.

University Visits:

Se realizan con Ramón Romero, presidente de la compañía, y graduado por Harvard. Al conocer personalmente al candidato y verle jugar, aumentan exponencialmente las opciones de admisión con beca en las mejores universidades. Siempre hay un antes y un después de las visitas, y son la clave para la motivación necesaria para la preparación del estudiante.

Preparación exámenes SAT/TOEFL:

Clases privadas online con profesores graduados en Harvard con resultados excepcionales que permiten apuntar a las universidades top.

New generation in Elite and Premium universities:

Las fotografías de los estudiantes contenidas en este artículo son un claro ejemplo de chicos que apostaron por America International / Ivy League Education, y hoy en día están estudiando en universidades top de EE.UU. de los niveles Elite y Premium

Actualmente nuestros consejeros siguen  trabajando con decenas de aspirantes a universidades top de EE.EE, para los mismos niveles Elite y Premium, que se incorporarán a la universidad en 2017, 2018 y 2019.

¿Busca una beca en Estados Unidos?, ¿no sabe cómo hacerlo?, ¿se encuentra confundido ante los mensajes contradictorios que recibe?

El actual panorama del mercado de becas deportivas ha sobrepasado lo que se conoce como “el punto de madurez” para convertirse en una carrera desorganizada, confusa y muy diferente de cuando en 1992 America International, pionera de este tipo de servicios en Europa, abrió sus puertas.

Cada día un mayor número de estudiantes deportistas pujan por conseguir estas becas deportivas. El nivel deportivo es muy alto y la competencia más que feroz. Las universidades norteamericanas están saturadas de peticiones de estudiantes deportistas extranjeros que quieren conseguir una beca, muchas veces desconociendo el nivel académico de las mismas.

En los últimos años han aparecido en el sector decenas de empresas dedicadas a promover becas deportivas que cada vez más reclutan más alumnos para un mercado, el de las universidades americanas, que cada año ve reducido su presupuesto deportivo debido a la creciente crisis financiera internacional.

La competencia entre estos nuevos actores ha llevado a que muchas de estas empresas hagan promesas imposibles de cumplir en términos de admisión a ciertas universidades y obtención de una determinada cantidad de beca para sobrevivir en este mercado tan competitivo, donde el conocimiento de los dirigentes de estas empresas es raramente cuestionado. A esto hay que sumar que la mayoría de familias desconoce el sistema educativo norteamericano y muchas solo tienen la versión que les proporciona una única entrevista con una determinada compañía.

Una entrevista donde a las familias se les ofrecen servicios que, al final, no se acaban cumpliendo por la incapacidad de las empresas, que se ven obligadas a ofrecerlos para destacar entre la competencia.

Hay que saber que cuanto mayor es el número de becas deportivas que otorgan más bajo es el nivel académico de la universidad que la concede. El 93% de las becas deportivas disponibles se dan en universidades que están entre la 500 y la 4000 del ranking académico de Estados Unidos. Solo el 8% de las becas deportivas se ofrecen en las universidades situadas entre las mejores 200 de Estados Unidos o entre las 200 mejores del mundo.

Ante este panorama, cabe preguntarse: ¿qué solución tengo para que mi hijo, que no es un gran deportista, pero si un muy buen estudiante, pueda entrar en una universidad competitiva que le permita tener un trabajo y un futuro laboral?

En America International, desde hace varios años, estamos dedicados a facilitar becas de mérito, académicas, y basadas en renta a estudiantes deportistas que aspiren a acceder a universidades que están situadas entre las 200 mejores de Estados Unidos o del mundo.

Y lo hacemos facilitándoles una preparación exhaustiva del examen SAT (Scholarship Aptitude Test) con tutores graduados de Harvard. Porque un buen resultado del SAT abre todas las puertas necesarias para la admisión a las mejores universidades del mundo en EEUU con, a su vez, una financiación óptima. El nivel deportivo exigido, que por cierto es muy asequible, es un vehículo para obtener trato preferencial para que nuestros alumnos sean admitidos en las mejores universidades del mundo, pero en casos muy contados sirve para conseguir una beca deportiva

Estados Unidos alberga 72 de las 200 mejores universidades del mundo, y ocho de las mejores diez universidades del mundo. España no tiene ninguna entre las mejores 200 del mundo.

TOP UNIVERSITY PLACEMENT

MARÍA PÉREZ DE LA LLAVE

LA PRIMERA TENISTA ESPAÑOLA EN UNA UNIVERSIDAD IVY LEAGUE

Han tenido que pasar seis décadas desde la creación, en el año 1954, de la Ivy League o Liga de la Hiedra (conferencia deportiva integrada por las ocho universidades privadas más importantes y prestigiosas del mundo) para ver a la primera tenista española de la historia en ella. Se trata de la brillante joven estudiante María Pérez de la Llave, que con una media de sobresaliente obtenida en St Anne’s School de Madrid y un SAT que alcanza los 2.180 puntos (posiblemente la puntuación más alta de España), combinado con un carisma y liderazgo indiscutibles, ha causado que la Universidad de Cornell se fijase en ella, y a partir de septiembre de 2016 entrenará y competirá con el equipo de tenis de allí, que la pasada temporada triunfaron ante Harvard y Columbia. Son muchos los tenistas americanos y del resto del mundo que se presentan como candidatos para ser admitidos en el grupo más selecto de universidades a nivel mundial, la Ivy League, pero muy pocos los que consiguen entrar. María Pérez de la Llave ya forma parte de esa élite.

Pregunta: – ¿Cómo decidiste que querías estudiar y jugar al tenis en una universidad de la Ivy League?

Respuesta: – Ni mi familia ni yo habíamos estado en Estados Unidos. Cuando cursaba tercer curso de Educación Secundaria supimos del acuerdo de colaboración que había suscrito la Federación de Tenis de Madrid con la empresa America International/IVY LEAGUE Education and Sports para ayudar a estudiantes acceder a universidades top en Estados Unidos. A continuación me hicieron un análisis muy minucioso tanto sobre el rendimiento académico que llevo hasta la fecha, el nivel lectivo de mi colegio (school profile) para determinar la calidad del mismo porque éste es una pieza fundamental para ser admitida en una universidad de estas características. Aunque he cursado todos mis estudios en inglés desde que tenía tres años, me hicieron unas pruebas muy específicas con tutores graduados de la universidad de Harvard para evaluar mi nivel. En estas pruebas medían mis aptitudes para poder rendir a un alto nivel en las pruebas de selectividad norteamericanas (denominadas SAT 1 y SAT Subjet). A la vez también me realizaron las pruebas de tenis pertinentes. Una vez hechos todos los tests, y junto con mi familia, decidimos que queríamos intentar que me admitiesen en la mejor universidad posible. Tras desarrollar un minucioso ‘career path’ u hoja de ruta, nos pusimos a trabajar específicamente con el tiempo que nos restaba en un calendario para lograr el objetivo que nos habíamos marcado.

P: – Ha podido conocer las universidades americanas y que la conozcan entrenadores, miembros de los departamentos de admisiones de esas entidades académicas, ¿le ha ayudado ese proceso a conseguir sus objetivos?

R: - Las visitas a universidades norteamericanas junto a mi familia supusieron un antes y un después en mi visión como estudiante deportista. Me motivó a estudiar mucho más, a plantearme el objetivo como algo más tangible. Y también a que, de repente, la hoja de ruta establecida por la compañía tuviera un sentido increíble. De hecho si no hubiera hecho las visitas lo más probable es que no estuviese contando esta historia. Entiendo que es un proyecto familiar ya que supone decidir la educación de una persona y, a su vez, repercute en tu futuro por los próximos 50 años para mejor o para peor. No es algo que se pueda tomar a la ligera. Hay que conocer bien las universidades antes de tomar una de las decisiones que entiendo que es una de las más importantes en la vida de cualquier persona.

P: - ¿Cómo le gustaría desarrollarse tanto en el tenis como el aspecto académico?

R: - Quiero mejorar lo máximo posible mi nivel de tenis durante los cuatro años que estaré en USA a la vez que cumplo mi meta de ser lo mejor posible en Ingeniería. La Escuela de Ingeniería de Cornell ofrece un programa muy riguroso y completo y estoy segura de que aprenderé mucho y creceré en todos los aspectos.

P: - ¿Qué consejos le daría a los chicos españoles o del resto del mundo que quieran entrar en una universidad Ivy League o top?

R: - Que trabajen muy duro. La competencia es feroz. Y que lo hagan con mucho tiempo de antelación. Con tres o cuatro años como mínimo, con un plan muy concreto de trabajo y que se dejen guiar por especialistas en la materia. Nosotros al principio éramos un poco escépticos respecto al tiempo de antelación con el que teníamos que empezar la preparación pero tengo que decir que casi nos quedamos cortos. Si miramos a sociedades, como por ejemplo la asiática, con mucha mayor presencia en universidades Ivy League y top en Estados Unidos os sorprenderíais mucho porque en muchas familias empiezan a prepararse para la universidad americana desde los siete u ocho años.

P: - ¿Cómo son el equipo y el entrenador de Cornell?

R: - El equipo es muy competitivo. La temporada anterior le ganaron a Harvard y Columbia. El entrenador es una persona muy comprometida y muy preparada en su labor. Estoy muy contenta de tener la oportunidad de poder trabajar con Mike Stevens durante los próximos cuatro años.

P: - ¿Qué metas tiene de cara al futuro?

R: - Me gustaría aprovechar al máximo la oportunidad que me han otorgado de aprender en uno de los mejores programas de Ingeniería a nivel mundial. (Es el mejor de entre las universidades Ivy League y ocupa el puesto número 9 a nivel mundial). Quiero trabajar después de terminar la carrera durante varios años y me gustaría también realizar un MBA para ser una ingeniera más versátil en un mundo en el que la mayoría de decisiones que se toman en empresas y gobiernos son económico-financieras. Mi meta es ser una ciudadana del mundo lo más preparada posible. Deseo aportar lo máximo posible al COMMON GOOD, para que mi desempeño personal y profesional beneficie al mayor número posible de personas. Quiero ser una de esas personas que nunca termina de aprender, que necesita retos constantes para no parar de crecer en todos los ámbitos de la vida. Me gustaría ayudar y ser lo más solidaria posible con muchas personas. Me gusta crear cosas y aportar ideas a la comunidad internacional. Y sobre todo a mi país, a España. Primero me considero ciudadana del mundo. Después, europea y tercero, española. No me malinterpretéis. España siempre será mi país, pero vivimos en un mundo globalizado en el cual todos nos necesitamos y creo que cada vez más todos tenemos una identidad global.

El valor de la formación de calidad frente a los títulos basura.

Hoy vivimos en un mundo de rápidos y frenéticos cambios en todos los campos de la vida. Elegir dónde educar a un hijo es cada día más importante porque recibir una educación de calidad es la mejor inversión que podemos hacer.

En Estados Unidos (EEUU) la Educación Secundaria y el Bachillerato están divididas en tres niveles de dificultad (bajo, intermedio y alto). La mayoría de los institutos públicos en Norteamérica no ofrecen clases de nivel alto, por lo que los estudiantes que quieren aspirar a una plaza en las mejores universidades tienen que escoger colegios privados selectos y caros que ofrezcan asignaturas de nivel alto y les preparen para el acceso universitario.

En Estados Unidos los jóvenes estudiantes preuniversitarios no disponen de alternativas a los high school (los centros que cubren los últimos cuatro años de la enseñanza preuniversitaria) como sí ocurre Europa, donde los estudiantes que no quieren ir a la universidad pueden optar por otras vías y cursar una Formación Profesional o un módulo formativo que les cualifique profesionalmente.

De esta manera, en los EEUU todos los alumnos van a high school, no tienen otra opción. Esto ha hecho que las high school se estructuren y organicen como si fueran universidades, e igual que ocurre con los centros universitarios, los hay buenos y malos.

Entender bien el sistema educativo universitario es clave para decidir cómo proceder en la elección de una universidad para un hijo. Es, sin duda, una de las decisiones más importante de su vida,  porque la formación que reciban marcará sus posibilidades laborales y su capacidad de emprendimiento en un futuro.

Escala salarial de los graduados en universidades TOP USA

Escala salarial de los graduados en universidades TOP USA

Hay que tomar la decisión correcta para evitar acabar desembolsando miles de dólares por títulos que terminan siendo totalmente inútiles. Antes de tomar una decisión tan importante es necesario dejarse aconsejar por quien, como los profesionales de América International, poseen un profundo conocimiento del sistema educativo norteamericano, lo que evitará que su hijo acabe inscribiéndose en alguno de los miles de centros que dicen ofrecer programas educativos de calidad que, en realidad, no pasan de ser un engaño que hará que el o la estudiante pierda un tiempo y unos recursos preciosos para su formación.

Universidades USA que han cerrado (1990 – 2014)

Universidades USA que han cerrado (1990 – 2014)

Sin la orientación adecuada su hijo puede acabar como muchos exalumnos norteamericanos, con un título sin valor, que no le sirva para encontrar un trabajo, ya que no le prepara para trabajar en el campo en el que desea formarse.

 

 

Más del 60% de los estudiantes de Harvard reciben need-based financial aid (becas basadas en la renta familiar)

El 90% de las familias estadounidenses pagarían lo mismo o menos por enviar a sus hijos a Harvard que si estudiasen en una universidad estatal.

 

 

Coste neto anual en Ivy Leagues con ingresos familiares hasta 30.000$

Coste neto anual en Ivy Leagues con ingresos familiares hasta 30.000$

 

Together we transform education 

Son muchas y muy variadas las teorías que existen en el mercado deportivo sobre las universidades americanas, y muy escasa la información veraz que circula sobre qué futuro vivirán nuestros hijos si no se toma una decisión realmente contrastada antes de enviarlos a estudiar a una universidad norteamericana.

Existen una serie de factores claves que hay que tener en cuenta para asegurar el porvenir de nuestros hijos. Lo primero es saber que el índice de desempleo para los jóvenes recién graduados en
universidades top norteamericanas es casi inexistente.

Es decir, en un mundo en el que el desempleo se ha convertido en un grave problema del que ni las sociedades más desarrolladas escapan, los universitarios que hacen una carrera en algunas de las universidades top de Estados Unidos apenas lo sufren.

Subrayamos los siete aspectos claves en los que destacan las universidades top americanas para tenerlos en cuenta a la hora de decidir si enviamos a nuestros hijos a estudiar a una de ellas:

1. Lo primero que hay que valorar es el nombre y el prestigio de la universidad, que será clave para las empresas a la hora de decidirse por una u otra persona cuando contraten a un candidato.

2. En las mejores universidades americanas se fomentan hábitos en los estudiantes que les abren las puertas en empresas de prestigio y que atraen sobre ellos la atención de las principales corporaciones como facilidad para la oratoria, la lectura comprensiva, el razonamiento crítico y la escritura recursiva y persuasiva, lo que les permite abordar los problemas con la capacidad resolutiva necesaria para obtener soluciones eficaces.

3. Los mejores centros estadounidenses fomentan en sus alumnos la capacidad de concentración para alcanzar la máxima productividad, esto permite a los estudiantes cambiar de tarea constantemente sin perder concentración y sin mirar atrás para no distraerse.

4. La rapidez a la hora de ofrecer una respuesta y la capacidad para resolver problemas proactivamente, por complejos que sean, es otra de las características destacadas de los estudiantes universitarios.

5. Se les enseña a aplicar la diplomacia a la vida, a la vez que desarrollan un gran sentido del bien común. La universidad forma gente con capacidad de liderazgo que sepa moverse y trabajar en grupo. 

6. Todo alumno independientemente de la carrera que haya estudiado puede ser entrenado para desempeñar cualquier trabajo si tiene las aptitudes arriba mencionadas, porque desde que llegan a la universidad las prácticas de trabajo son una parte fundamental de su formación.

7. Las mejores universidades asignan un mentor a los nuevos estudiantes que les ayudan a encontrar el campo profesional más adecuado y que a su vez les apasione más. También le ayudará

ifyouthink1

con la elección de las asignaturas más apropiadas, e incluso a encontrar un trabajo compaginado con los estudios en la universidad. La idea es que tengan una formación amplia en todos los campos.

En Europa, la carrera es lo primero que se mira a la hora de escoger una universidad para nuestros hijos y después nos fijamos en el nombre de la universidad. Es diferente en Estados Unidos, donde prima el nombre y el prestigio de la institución, y la carrera se elige en función de donde ha resultado admitido el estudiante. En Estados Unidos el alumno es admitido a través de un holistic approach (analizan todos los aspectos del estudiante y no solo las notas), mientras que en Europa el proceso está basado en un número y una nota media.

La preparación requiere tiempo para superar las pruebas académicas y las de idioma, y conocer mejor la cultura estadounidense. Si el expediente del alumno es bueno, las universidades conceden becas académicas que incluyen el coste total o parcial de la matrícula, el alojamiento y la manutención.


Muchos padres pueden hacerse la pregunta de ¿con qué tipo de alumnos se va a relacionar mi hijo si decidimos enviarlo a estudiar a Estados Unidos? Esta es otra cuestión importante.

Hay que tener en cuenta que el sistema norteamericano de High School es diferente al europeo y sobre todo al español. En Estados Unidos existen tres niveles académicos, y un alumno que se gradúa en el nivel más bajo de High School equivaldría a un 3º de la ESO en España. Imagínense a sus hijos con la ilusión de haber conseguido una beca deportiva yendo a la universidad con alumnos que nunca van a estar a su altura académicamente. 

Las empresas conocen perfectamente estos niveles académicos y donde desembocan los chicos norteamericanos que terminan en los niveles bajo y medio de High School difícilmente serán contratados para ocupar puestos más allá de los escalones laborales de entrada de las empresas y con salarios mínimos

Un estudiante deportista que sobresalga más en lo académico que en lo deportivo, tiene más opciones de ser admitido en una universidad más prestigiosa y de obtener una beca más cuantiosa que la meramente tenística. Por esa razón, los resultados del SAT junto con las notas del colegio tienen un valor más importante que el nivel de tenis. Por ejemplo, en Harvard University y en muchas de las universidades top estadounidenses, si eres admitido y la renta familiar está en torno a 87.000 dólares anuales, el estudiante tendrá opciones de percibir un beca del 100% (estudios, alojamiento y manutención).

Digital Image by Sean Locke Digital Planet Design www.digitalplanetdesign.com

Pero la mayoría de becas que las universidades norteamericanas ofrecen a estudiantes extranjeros son parciales, es excepcional que la universidad les cubra el 100%. De ahí, la importancia de que los alumnos tengan un buen expediente académico, para poder obtener becas de mérito, ya que existe una gran demanda a escala mundial de estudiantes que buscan todo tipo de becas.

Las universidades de nivel medio bajo ya no ofrecen el ROÍ (retorno de lo invertido en educación en forma de trabajos con altos ingresos) lo suficientemente alto para ser consideradas por los americanos como una buena inversión para su futuro.

De ahí que la estrategia de las universidades de nivel más bajo para mantenerse a flote pase ahora por reclutar más extranjeros que desconocen el sistema educativo norteamericano y, por otra parte, contratar a entrenadores deportivos que sean capaces de reclutar atletas de todo tipo con el objetivo de tener un elevado número de deportistas por equipo, y para satisfacer la cuota de alumnos que se matriculan en dichos centros cada año.

Lo mejor y más prometedor con respecto a la educación de nuestros hijos está por llegar. En un mundo tan globalizado como en el que vivimos, elegir correctamente acerca de la educación de nuestros hijos es fundamental para que sigamos progresando. La rueda gira más deprisa al otro lado del Atlántico. Subámonos al tren para que nuestros hijos tengan un futuro más esperanzador.

CHOOSING YOUR IDENTITY THROUGH HIGHER EDUCATION

DON’T LET IT BE A “WHAT IF” IN YOUR LIFE

Las cinco preguntas más frecuentas que todo aspirante a entrar en la Ivy League y las mejores universidades de Estados Unidos debe hacerse

En estos momentos, decenas de padres y sus hijos, jóvenes estudiantes, en diferentes partes del mundo, están pensando lo mismo y dudando sobre cuál es el mejor camino a seguir en los próximos años, y qué centro universitario elegir para continuar sus estudios.

Para ayudarles a tomar una decisión, desde America International vamos a responder a una serie de cuestiones que, seguro, les serán de utilidad para decidirse a estudiar en alguna de las mejores universidades del mundo.

1. ¿Todos los jóvenes atletas que van a estudiar a Estados Unidos tienen beca deportiva?, ¿hay otras alternativas?, ¿existen otras opciones?

Existen diferentes tipos de ayudas para estudiar en las universidades norteamericanas. La mayoría ofrece una gran variedad de becas y ayudas. Entre otras destacan las siguientes: por aptitudes académicas, renta familiar, país de procedencia del estudiante, raza, capacidad de liderazgo, etc… Recomendamos consultar con especialistas, como los de America International, para determinar que Career Path (hoja de ruta) exacta seguir para que en el tiempo que reste hasta acceder a la universidad el estudiante y su familia tengan claro qué pasos tienen que dar para alcanzar la meta que se han propuesto.

2. ¿Es cierto que cuanto más alto es el nivel deportivo más alta es la beca y los estudios importan poco o nada?, ¿los estudiantes deportistas se pasan el día entrenando, sin estudiar?, ¿puedo conseguir una beca más alta de otra fuente y que me permita acceder a una mejor universidad?

No es correcto, como hemos mencionado en el párrafo anterior, las becas son muchas y muy variadas, y muchas veces las no deportivas son más altas que las deportivas, y tienen la ventaja de que son otorgadas por todo el periodo de duración de la carrera universitaria (cuatro años), a diferencia de las deportivas que tiene que ser renovadas cada año y pueden cambiar su cuantía en función del rendimiento deportivo. Lo mejor es consultar con expertos en el sistema educativo universitario norteamericano para concretar la hoja de ruta a seguir y cuáles son las mejores opciones para el estudiante.

Dicho lo anterior, una de las claves para poder trazar una hoja de ruta realista y con altas probabilidades de éxito es llevar a cabo un Holistic/overall performance appraisal (evaluación integral del desempeño) del nivel deportivo, académico y de inglés del estudiante antes de comenzar el proceso de acceso a la universidad norteamericana, lo que permitirá conocer con mayor profundidad las capacidades del estudiante y seleccionar el mejor centro.

3. ¿Es cierto que cuánto más bajo es el nivel académico de la universidad más becas deportivas otorgan? Si un aspirante no tiene un gran nivel de tenis, pero es muy buen estudiante, ¿está fuera de poder entrar en alguna de las mejores universidades o se queda sin opciones?

Sí, es completamente cierto. Un ejemplo muy claro es que de las aproximadamente 700 Universidades que ofrecen becas de tenis específicamente, más de 500 se encuentran en el nivel standard, es decir de la numero 1000 a la 4000 del ranking general académico de universidades en Estados Unidos. Esto significa que los requisitos para el acceso a dichas universidades son muy flexibles, y por consiguiente tanto el grado de dificultad de los exámenes de acceso, como el tiempo de preparación se reducen de manera considerable frente al esfuerzo que tendrán que hacer los que opten por una de las universidades top en Estados Unidos.

En el sentido opuesto, entre las 100 mejores universidades de Estados Unidos, solo 17 ofrecen becas de tenis, y están reservadas para unos pocos que se reparten entre todos los países del mundo. Sin embargo, al contrario de lo que muchos estudiantes y padres piensan, hay muchas oportunidades en las universidades top, y con tiempo por delante, una preparación específica y una hoja de ruta muy concisa se puede llegar a acceder a este tipo de instituciones sin necesidad de hacer un gran desembolso.

4. ¿En mi familia pensamos que todas las universidades de Estados Unidos son lo mismo, no importa a qué centro vayas, al final lo que cuenta es la beca que tengas? Por otro lado, nos han dicho que podemos empezar seis meses o un año antes, que es muy fácil aprobar los exámenes.

En función al tipo de universidad a la que el alumno quiera acceder la misión será muy fácil o lo más difícil del mundo. Para aclarar dichos estereotipos, en America International hemos elaborado un calendario que marca cuándo un estudiante debería comenzar su preparación en función de la evaluación previa, para así determinar el servicio más apropiado para el estudiante y su familia, y conocer sus fortalezas y carencias.

Cuándo empezar la preparación: requisitos para distintos niveles académicos de universidades

 Nivel de universidad

Cuando empezar

Universidades de élite (Ivy League) y Premium Plus (las 20 mejores de USA)

Si el estudiante procede de un colegio británico o americano: la preparación debe comenzar en 3º de la ESO y, máximo, 4º de la ESO en casos excepcionales.

Universidades de élite y Premium Plus

Si el alumno viene de un colegio español o francés la preparación debe arrancar en 2º o 3º de la ESO.

Universidades Premium (clasificadas de la 21 a la 93 USA)

La formación tiene que empezar al principio o mediado 4º de la ESO y como máximo en primero de Bachiller.

Universidades Preferred (de la 94 a la 197)

La preparación arrancará mediado 4º de la ESO como máximo o al principio del primero de Bachiller.

Universidades Standard Plus (198 A 750)

El estudiante comenzará a prepararse al final de 4º ESO o, como máximo al final del primer curso de Bachiller.

Universidades Standard Competitive (751 a la 1980)

La formación arrancará mediado el primer curso de Bachiller hasta principios de segundo de Bachiller.

Universidades Standard Less (1981 a 3200)

El aspirante iniciará su formación a finales de primero de bachiller o mediado el segundo curso de Bachiller.

Standard non Competitive (3201 a 4000)

Principios de segundo de Bachillerato hasta el final de segundo de Bachiller.

Una preparación que pasa por estudiar para superar los exámenes más requeridos por las universidades estadounidenses SAT y SAT Subject, TOEFL, Advanced Placement (AP) Courses (en ciertos casos), más actividades de liderazgo, deportivas, discurso o exposición, debate, etcétera.

5. ¿Hay diferencia entre los tipos de trabajo, salarios y la proyección laboral y social de alumnos egresados de las mejores universidades con el resto de centros universitarios?

La toma de decisiones en empresas tanto privadas como públicas está concentrada, en la mayoría de los casos en individuos que se han graduado en las mejores universidades. Los accionistas de cualquier empresa miran con lupa el producto o servicio que ofrece la empresa, pero sobre todo quién está detrás de cada una de las decisiones importantes que se toman a diario a través del consejo de administración (board of directors). En cualquier empresa, pública o privada, hacen falta trabajadores con todo tipo de aptitudes, pero también directivos que sepan qué dirección tomar en cada momento y acierten con sus decisiones.

Nosotros comparamos una empresa con las carreras de Fórmula 1 pero en vez de tener 30 coches tienen 1.000 automóviles en un circuito de dimensiones enormes para que quepan todos esos vehículos.

Los últimos que salen tienen muy difícil poder llegar al pódium, y en la empresa los denominamos posiciones de nivel de entrada (entry level positions) y, claro está, tienen salarios muchísimo más reducidos que los que están en los primeros puestos… y lo más importante es que no hay tiempo material en nuestras cortas vidas para ir ascendiendo, ya que existen cientos de puestos que habría que ascender para colocarse en puestos importantes y de responsabilidad.

Con una competencia feroz a escala mundial por ocupar los mejores puestos, muchos estudiantes asiáticos empiezan a estudiar el SAT desde que tienen 8 años. No es de sorprender que este grupo de estudiantes internacionales haya superado con creces a los propios norteamericanos en la media de SAT. Increíblemente las mejores universidades americanas se encuentran desbordadas con miles de estudiantes que quieren entrar en sus aulas (en Princeton las peticiones han crecido más del 70%) con expediente de 2400 SAT (examen sin fallos) que son rechazados. Otro ejemplo es la Universidad de Pensilvania (U Penn), donde más del 60% de los aspirantes con calificaciones perfectas son rechazados. Las mejores universidades de Estados Unidos (no Ivy League) han aumentado tanto el número de solicitudes que reciben que se han vuelto muy selectivas con quienes quieren entrar en sus aulas.

Y es que las universidades top en general han aumentado el número de peticiones, en algunos casos entre un 300% y un 400%, después de la crisis de 2008, las familias se refugian (y su dinero también) en la educación, hoy en día es la inversión más segura que existe. Las donaciones de alumnos, antiguos alumnos, entidades y empresas se acumulan de una manera increíble para facilitar la financiación al alumnado aspirante que tenga talento y quizá no los medios para pagar… Las universidades buscan atraer talento, y para ello están dispuestas a pagar mucho dinero a alumnos cuyas familias tienen rentas más bajas sin necesidad ni obligación de devolverlo, para mantener un alumnado competente y capaz de rendir al máximo nivel una vez accedan al mercado laboral.

Por otro lado, las universidades estándar han visto reducidas las peticiones de ingreso de estudiantes de una manera dramática. La razón hay que buscarla en el retorno de la inversión, que no hay manera de recuperar. Es más, está descendiendo el número de norteamericanos que va a la universidad porque es muy cara, y cuando terminan sus estudios los estudiantes no encuentran un trabajo de calidad que les permita pagar las deudas que han adquirido, en muchos casos préstamos estudiantiles, lo que está provocando que algunos centros universitarios se estén acogiendo al capítulo 13, y declarándose en banca rota ante la imposibilidad de seguir pagando.

Estimados amigos y amigas,

Los cambios en la vida nunca son fáciles, casi siempre están llenos de incertidumbre, y para abordarlos hay que actuar con determinación y contundencia, manteniendo, a la vez, la mente abierta a nuevas y sorprendentes posibilidades.

Desde que comenzó la crisis económica, y en concreto la que ha afectado al sur de Europa, que llegó arrasando como un tsunami en 2008, los servicios que ofrecía nuestra compañía han tenido que adaptarse a unas nuevas circunstancias, con el objetivo de satisfacer las demandas de una sociedad cada vez más competitiva, en la que solo una educación exigente y de ámbito internacional puede garantizar, a nuestros alumnos, el acceso a un futuro mejor, en forma de trabajo, salarios dignos y puestos relevantes en las mejores empresas.

Una salida laboral que no suponga, tras años de esfuerzo, una carga para las familias, sino un alivio al ver que el estudio, el sacrificio y lo aprendido dan sus mejores frutos.

En estos momentos, son muchos quienes, decepcionados por la gestión de otras compañías, se dirigen a nosotros y nos preguntan cómo es posible que, después de tanto esfuerzo para conseguir una carrera universitaria en un centro de Estados Unidos, sus hijos no tengan el trabajo o el puesto para el que se han preparado. O, si lo tienen, sufran unas condiciones que nunca habrían pensado tener que soportar, ya que en muchas ocasiones aguantan situaciones laborales peores que las de sus progenitores.

La información académica que llega a España desde el otro lado del Atlántico, y que muchas compañías ofrecen a las familias y a los futuros alumnos, no solo es limitada, sino que en muchos casos, está manipulada pensando únicamente en obtener un beneficio económico, y en aprovecharse de la buena fe de unos padres que quieren lo mejor para sus hijos.

La situación empeora en los colegios españoles que, en general, tampoco ofrecen una información objetiva y actualizada, sobre el mundo universitario estadounidense a aquellas familias con hijos que buscan mejorar su formación fuera de España. A su vez, en los colegios internacionales tampoco se ofrece una información fiable acerca de las universidades top de EEUU.

Así, aquellas familias y alumnos interesados en estudiar en Estados Unidos se encuentran, en multitud de ocasiones, con una barrera informativa infranqueable, que les hace muy difícil tomar la mejor decisión sobre el futuro educativo y formativo de sus hijos, poniendo en riesgo su posterior trayectoria profesional, y el bienestar de la familia.

Con el objetivo de ofrecer la máxima calidad educativa y deportiva America International, ha creado un programa exclusivo para aquellas familias y estudiantes que busquen la mejor y más exclusiva educación en los mejores centros del mundo.

Como ejemplo, baste citar que, para este ya próximo 2016, tenemos candidatos a ser admitidos en universidades estadounidenses como el Instituto Tecnológico de Massachusetts, (MIT) un centro puntero a escala mundial en investigación, ingeniería, y educación tecnológica; el Instituto de Tecnología de California (Caltech), una de las principales instituciones mundiales dedicadas a la ciencia, la ingeniería y la investigación; Yale, especialmente famosa por su Facultad de Derecho; Brown, una de las ocho universidades que conforman la Ivy League; Cornell, considerada una de las mejores universidades, al ubicarse en el ranking del Top 15 de las mejores universidades del mundo y Georgetown, considerada como una de las mejores del mundo en relaciones internacionales, entre otros destacados centros.

Además, ofrecemos programas a la carta, en función de las necesidades de los alumnos, tales como:

· High School en inglés, a través del sistema americano, imprescindibles para aquellos estudiantes que decidan continuar su educación, ingresando en una universidad y cursar estudios superiores.

· Clases online de preparación de SAT, TOEFL, GED y otros exámenes oficiales requeridos por universidades de todo el mundo. Cursos diseñados para darle a cada alumno lo que necesita.

The III Paramount Pillars A

The III Paramount Pillars B

Must read

 

La universidad norteamericana siempre contrata a los mejores gerentes y directivos con un objetivo: mantener el crecimiento de un negocio en el que la competencia es de las más duras de todos los sectores

Los ingresos de uno de estos directivos varían en función de la calidad y prestigio de la institución que presiden. El presidente de un centro universitario gana entre 80.000 y 100.000 dólares, o menos si trabaja en un una universidad privada con un nivel académico muy bajo, inferior al 20 %, (de las situadas entre la 3.000 y 4.000 de las centros universitarios censados en Estados Unidos) o hasta 33 millones de dólares, caso del presidente de la Universidad de Chicago, situada en la actualidad entre las diez mejores universidades a escala mundial.

La financiación de las mejores universidades no está condicionada por los ingresos que las familias y los alumnos pagan a la universidad. Al contrario de lo que la gente pueda pensar, cuanto más selecta y elitista es la educación universitaria que imparte una universidad, más ayudas ofrecen a sus estudiantes, sean estos deportistas destacados o no, siempre y cuando el alumno sea considerado por la universidad como un activo con posibilidades de futuro para el centro. El criterio de selección de estas universidades se basa en elegir a aquellos estudiantes, no en función de los ingresos de la familia, sino de lo que el o la estudiante podrá aportar a la universidad.

Y esto cómo es posible. Pues, porque más del 95 % de los fondos e ingresos de las mejores universidades no provienen de los ingresos de los alumnos, sino de campañas para recaudar fondos (fundraising), filántropos que entregan parte de sus bienes a una universidad como una obra en bien de la comunidad, donaciones de particulares, charlas  e intervenciones de sus profesores tanto dentro como fuera del país, publicaciones, investigaciones e ingresos por patentes.

Top-25 Endowment Funds

Top-25 Endowment Funds

Con esta forma de proceder, lo que las universidades buscan es crear un ambiente atractivo para atraer el mejor talento, a los mejores estudiantes, a los que becan, al margen de la situación económica de sus familias. Así, se aseguran de contar con los mejores y más brillantes alumnos aunque, sus posibilidades económicas, en principio, sitúen el acceso a estas universidades fuera de su alcance. La atracción de talento se extiende también al cuerpo de profesores, ya que contratan a los mejores, a los que les pagan elevadas sumas, a lo que añaden la última tecnología y los mejores equipos de investigación.

Y todo para convertirse en centros en los que los alumnos tienen, desde el primer día, la opción de investigar y llevar a cabo tareas prácticas que combinan con la parte teórica. Esto es posible porque tienen un porcentaje de alumnos por profesor muy bajo, con el fin de poder interactuar constantemente, y convertir la enseñanza en un diálogo permanente entre profesor y alumno, un método que permite avanzar a los estudiantes mucho más rápido. Las universidades más pequeñas tienen la ventaja, además, de que ofrecen a sus alumnos prácticas desde el primer día. Centran toda la atención de los profesores en los alumnos de grado, que tienen a su alcance numerosas oportunidades de investigación, ya que muchas de ellas no ofrecen postgrados.

Cuanto mayor es la universidad más difícil es que el estudiante pueda acceder a este tipo de educación, en la que el profesor y el alumno entablan un diálogo continuo, y donde las clases prácticas se imponen a las teóricas.

En los centros universitarios con muchos alumnos y públicos los estudiantes apenas tienen la oportunidad de llevar a cabo investigación, ya que esa posibilidad se reserva casi en exclusiva para los alumnos de postgrado, a los que se da prioridad. Un número elevado de alumnos significa, además, que le enseñanza sea más teórica, menos práctica, y que los profesores no dispongan de tiempo para atender, de manera personalizada, a los estudiantes, que tendrán menos opciones de investigar e interactuar con compañeros y profesorado.

Unas dificultades que hacen que, entre las 100 mejores universidades de Estados Unidos, haya solo un 5 % de centros públicos.

Desde que comenzó la crisis económica, en 2008, la aportación de fondos del Gobierno federal a las universidades públicas de Estados Unidos se ha reducido más de un 50 %. La tendencia, en la actualidad, es que las universidades públicas de menor nivel para competir por los alumnos bajen el listón académico para facilitar que se matricule el mayor número posible de estudiantes. La financiación de estos centros depende, en un elevado porcentaje, de lo que pagan los alumnos. Un reciente estudio mostraba que los alumnos de las universidades públicas de tipo medio de Estados Unidos estudian una media de cinco horas a la semana. Con esa formación, una vez que salgan de la universidad, es casi imposible que se incorporen al mercado laboral con garantías. Con hábitos de trabajo así pocas compañías van a contratar a un estudiante de estos centros. El descenso en la exigencia y el esfuerzo que tienen que hacer los estudiantes para obtener una titulación se vende como un atractivo por estos centros. Pero el elevado número de instituciones que compiten por atraer a los alumnos ha llevado a que estas universidades, además de relajar el esfuerzo de los estudiantes, se reinventen como proveedores de servicios de ocio, como si fueran hoteles del tipo todo en uno, ofreciendo las mejores habitaciones, el mejor gimnasio, los mejores eventos sociales o la frecuencia con la que organizan fiestas. Y un importante número de alumnos se deja convencer por esto tipo de servicios, que nada o poco tienen que ver con educación universitaria.

¿Cuál es el resultado de lo anterior? Malo. El 60 % de los alumnos de estos centros no se gradúan en los cuatro años que dura una carrera, tardan seis años. Un elevado número de estudiantes interrumpen sus estudios, bien porque no pueden pagar la universidad, bien porque se dan cuenta de que, cuando terminen sus estudios, no van a conseguir el trabajo que esperan, ya que hoy el retorno de la inversión y el esfuerzo que hace un estudiante, no es el de hace unos años, cuando el Gobierno financiaba casi la totalidad de las matrículas de estas universidades. Es decir, hace unos años estos centros se dedicaban a formar a los mejores alumnos con los mejores profesores, y mantenían la calidad de la enseñanza, pero hoy tienen que competir por ganar dinero a toda costa, pues las va la supervivencia en ello, y lo hacen a costa de rebajar la calidad de la formación que imparten.

Lo cierto es que, hoy en día, el retorno de la inversión para alumnos y familias solo se obtiene en las mejores universidades, aquellas que forman a sus estudiantes para ser los mejores en sus áreas, y que se preocupan por ofrecer la mejor formación académica, a la vez que garantizan acceso a los mejores contactos profesionales gracias a clubes selectos como, por ejemplo, el Harvard Club, con presencia en casi todos los países del mundo.

España, por ejemplo, cuenta con el Harvard Club de España en Madrid y Barcelona, con apenas 900 y pico graduados en toda la historia de esta universidad. Por contraste, un país tan pequeño como Suiza tiene más de 10.000 graduados de Harvard. Una situación que ha llevado a que, en nuestro país, muchas veces integren en el Harvard Club a estudiantes del MIT y de otras universidades de élite pertenecientes a la denominada IVY League.

Un graduado de Harvard puede atender a eventos casi semanales que organiza este tipo de clubes no solo en España, si no en cualquier país del mundo para conectar ideas y proyectos con otras personas también graduadas en su universidad. Estas reuniones sirven para mantener el contacto y fomentar el sentimiento de pertenencia a una entidad.

El camino a los mejores puestos de trabajo

Casi siempre que se piensa en Estados Unidos se cae en multitud de estereotipos, más o menos comunes en función de la experiencia que hayamos vivido, con quien hayamos interactuado o intercambiado ideas y comentarios.  Al tratarse de un país tan grande y tan diverso, cada uno cuenta su experiencia según le ha ido, y a raíz de esas creencias tendemos a hacernos nuestra propia composición de lugar, que a menudo resulta preconcebida y que muchas veces cambia cuando nos damos cuenta de que hay más cosas y circunstancias que no hemos tenido en cuenta.

 

Preuniversidad

  • - 9th 10th 11th (equivalentes a 3º y 4º ESO y 1º Bachiller)
  • - Elección de asignaturas rigurosas en esos cursos con el objetivo de que las notas sean lo mas alta posibles
  • - Disminuye la incertidumbre con el inicio temprano de la preparación
  • - Vivir la experiencia previa ayuda con la motivación.

Durante la estancia en la universidad

  • - Contactos
  • - Experiencia y calidad del profesorado
  • - Practicas desde el primer/segundo  año
  • -  Contenido de las asignaturas
  • - Investigación más allá del libro
  • - Orden, disciplina, habilidades de gestión del tiempo.
  • - Exposición Oral y escrita de los temas
  • - Pensamiento crítico / Resolución de problemas

Después de acabar la universidad

  • - Inmediatez al mercado de trabajo…
  • - Buen nivel salarial nada más empezar…
  • - Calidad de trabajo.
  • - Admisión con facilidad a la hora de hacer un postgrado o continuar los estudios.
  • - Resultados obtenidos para hacer el postgrado GMAT LSAT MCAT entre otros.

 

Pasar por una universidad de mayor o menor prestigio puede influir en los hábitos de una persona, su orden y disciplina, sus habilidades de gestión del tiempo. La red de contactos que se puede adquirir en los centros universitarios de mayor prestigio pone  a sus estudiantes en los primeros puestos de la parrilla de salida a la hora de ocupar los puestos laborales mejor pagados. Una gran parte de quienes estudian allí están llamados, en muchas ocasiones, a ocupar los cargos directivos de las empresas más potentes deltiertotier1 mundo.

Esto es así porque las empresas, como las personas,  saben que has adquirido esos hábitos y están seguros que vas a rendir y a desempeñar tu trabajo con calidad y competencia. Pasar por esos centros te abre las puertas de los despachos más importantes.

Por otro lado está el factor confianza, pues pasar por alguno de los centros universitarios de élite supone adquirir una especie de marca de calidad, es como si  a  la persona le pusieran un sello de confianza, que se mantiene de por vida  y que se consigue al alcanzar un ambiente social en el que ya no se cuestiona tu credibilidad, pues la tienes desde el principio, por haber entrado en una universidad tan selecta.

En America-International pensamos que al cuantificar este factor, una persona que va a una universidad de élite adquiere una ventaja muy destacada respecto a quienes no han pasado por estos centros. Además de conseguir contactos que son una especie de contrato social entre generaciones de estudiantes de una universidad.

En cambio, quienes no han disfrutado de esta oportunidad tiene que demostrar constantemente su valía, desde que se gradúan en una universidad inferior se enfrentan con obstáculos que muchas veces no desaparecen tan fácilmente, y para alcanzar puestos relevantes y de alta responsabilidad tardan una eternidad, ya que hagan lo que hagan serán más cuestionados y tendrán que trabajar mucho más que un candidato de una universidad puntera

Las famosas prácticas de becario, en la mayoría de los casos con compensación económica, se hacen cuando el estudiante ya está entre su segundo y cuarto año de carrera, casi siempre son prácticas pagadas y forman parte integral de la experiencia educativa universitaria y obligatoria.

Cuando se trata de una universidad de nivel medio o bajo las oportunidades  son menores, y el estudiante tiene que buscarse la vida por su cuenta. En cambio, las empresas buscan a posibles futuros empleados en las mejores universidades y en las ferias de trabajo, antes de que hayan terminado la carrera, ya tienen la posibilidad de acceder a un trabajo de prestigio y bien remunerado. Asi, cuando  empiezan su carrera laboral, lo comienzan en un trabajo mejor posicionado, tienen más posibilidades de llegar más lejos en su carrera profesional.

Los profesores de las mejores universidades han trabajado en empresas importantes, y tienen contactos al más alto nivel en el mundo empresarial que ayudan a muchos estudiantes.

Conseguirlo estar en estos centros no es fácil, por ejemplo para el Master in Business Administration (MBA) de Harvard Business School, en el curso 2013-2014 de las 10.000 solicitudes que recibieron, la
primera criba bajó el número de candidatos a 1.800, que después de pasar por una entrevista personal se quedó en 900 de 60 nacionalidades (el 35% de los estudiantes son internacionales), según recogía recientemente el diario El País.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/america-international/www/actualidad/wp-includes/functions.php on line 2818

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/america-international/www/actualidad/wp-includes/functions.php on line 2818