Monthly Archives: agosto 2014

You are browsing the site archives by month.

Llega a un acuerdo con Ubitennis para enviar a deportistas italianos a las mejores universidades de Estados Unidos

Ubaldo Scanagatta

Desde su fundación, hace 23 años, America-International ha enviado en miles de estudiantes y deportistas a las mejores universidades de Estados Unidos. Como empresa ha sido pionera en establecer un puente directo entre jóvenes talentos del deporte con los mejores centros universitarios de Estados Unidos, con el objetivo de asegurar a los deportistas que destaquen en su campo un futuro más allá de las pistas de tenis o atletismo, las canchas de baloncesto o los campos de fútbol.

Ahora, America-International ha llegado a un acuerdo con Ubitennis, la mayor organización  tenística de Italia, Ubitennis, para ofrecer sus servicios a todos los deportistas y estudiantes italianos que deseen acceder a la mejor educación practicando, a la vez, su deporte favorito.

La relación de America-International con Italia no es nueva. El primer estudiante deportista italiano que consiguió con beca de tenis para estudiar en Estados Unidos fue Fabrizio Sestini, quien en 2002 estuvo en la Texas Christian University. Fabrizio es ahora manager de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) y dirige PR & Marketing-Americas.

¿Usted o su hijo son buenos deportistas y estudiantes? ¿Quiere seguir practicando un deporte a la vez que accede a la mejor experiencia educativa en una universidad de élite norteamericana, donde podrá obtener una titulación que le abrirá la puerta de las mejores empresas, algo cada vez más difícil en Italia? ¿Y quiere conseguir todo esto sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero?

Si la respuesta a las anteriores preguntas es sí lo que debe hacer es facilitar sus datos a America-Intenational y Ubitennis (direttubitennis@gmail.com) y nos podremos en contacto con usted para ofrecer las mejores condiciones, y hacer posible que usted o su hijo practique su deporte mientras estudia en las mejores universidades de Estados Unidos.

Son muchos los deportistas que sueñan con conseguir éxitos de alcance mundial, como ganar el torneo de tenis de Wimblendon, y quizá alguno lo consiga en un futuro, pero no todos quienes hoy aspiran a ser profesionales de un deporte conseguirán vivir de ello.

Por eso, lo mejor es practicar un deporte de manera profesional sin dejar de estudiar, con el objetivo de garantizarse, en un futuro, una salida profesional fuera del porte. Un objetivo más al alcance que ser campeón de Winblendon.

Mi experiencia

De los jóvenes tenistas de mi generación que ganaron algunos campeonatos universitarios en Italia y pasaron por el Centro Técnico de Forma convocados por Mario Belardinelli, Adriano Panatta y Paolo Bertolucci, algunos se han convertido en profesores de tenis y han conseguido vivir del deporte, pero muchos otros han tenido menos suerte. Se dedicaron plenamente al deporte y optaron por no estudiar en la universidad.

Yo pude elegir, nada menos que seis universidades de Estados Unidos se pusieron en contacto conmigo para ofrecerme una beca en los estados de Texas, Louisiana, Kansas, Arkansas, Nuevo México y Oklahoma.

Finalmente opté por esta última, sin saber que se trataba de un centro religioso dirigido por un pastor evangélico capaz de reunir 65.000.000 de dólares para levantar un estadio de baloncesto que, todavía hoy, causaría envidia en nuestra sociedad.

Elegí ir becado a la universidad por dos razones: aprovechar la oportunidad de estudiar y que me ofrecieron participar en una liga intercolegial que disputaba una docena de equipos de diferentes estados norteamericanos. Al final me integré e un equipo internacional compuesto por españoles, escandinavos y suramericanos de gran calidad, con el que alcanzamos notables éxitos.

Mientras yo me tenía que esforzar para conseguir mi titulación universitaria, en Italia a los jugadores de tenis se les daban todo tipo de “facilidades” en los estudios. Mi estancia en la universidad en Estados Unidos coincidió con el famoso Watergate, el caso de espionaje político descubierto por periodistas del Washington Post que condujo a la destitución del presidente Richard Nixon, algo que me marcó. Empecé a trabar para La Nazione, a pesar de tener un título en Derecho Penal, me convertí en periodista deportivo, y hasta hoy, que doy gracias a mis padres por haber ayudado a tomar el camino que decidí emprender.

Hoy, el estudiante deportista que decida seguir ese mismo camino se puede ahorrar mucho dinero en facturas universitarias, gracias a las becas deportivas de que disponen las mejores universidades en Estados Unidos, donde cada año llegan 650.000 estudiantes de todo el mundo para comenzar o ampliar sus estudios.

Hace poco entré en contacto, gracias a un amigo mío cuya hija –Carlota Nassi, una estupenda jugadores de tenis y gran estudiante que obtuvo una beca gracias a America International que le ha abierto un emocionante camino en Estados Unidos- con una organización española, America-International, que ha llevado desde Europa a Estados Unidos a más de 4.200 estudiantes deportistas becados en los últimos 12 años.

Es una oportunidad extraordinaria, como puede confirmar Carlota Nassi y yo mismo, porque una carrera universitaria en Estados Unidos puede costar, dependiendo de la universidad, entre 200.000 y 300.000 dólares.

En un momento como el actual, de crisis económica en toda Europa, no puedo más que aconsejar a todos aquellos que tenga la oportunidad de acceder a una beca para estudiar en una universidad de Estados Unidos que lo hagan. Y si es posible que vayan la universidad de Boston, Harvard, Yale, el Masachusetts Institute of Technology, Nueva York, Columbia, California (Ucla, donde fue Davide Sanguinetti).

Como ejemplo de lo cotizadas que están las matriculaciones en estas universidades se puede citar que Yale ha recibido 29.790 inscripciones ¡para el año 2017!, y Columbia 33.460 para 2015. Esto da una idea de lo difícil que es conseguir plaza en uno de estos centros.

Esta misma semana, un muchacho español, Fernando Rivas, ha obtenido una beca de 200.000 dólares para pagar su matrícula, durante los próximos cuatro años en la Universidad de Lynn (aunque antes deberá superar las pruebas de TOEFL y el SAT).

America-International ha sido galardonada, recientemente, por las becas que ha conseguido para estudiantes deportistas en universidades como Princeton, Stanford, Cornell, Berkeley, Georgetown, Duke y Georgia Techa, entre otros muchos centros.

Hay que decir que las becas no son solo para tenistas, a las mismas pueden acceder deportistas que obtengan buenos resultados en otros deportes, siempre que sean buenos estudiantes. Cuanto mayor sea el nivel que demuestren tanto en el deporte como en los estudios mejor. Unos niveles que son comprobados mediante la elaboración de diversos test de actitud, que llevan a cabo los aspirantes acompañados por un tutor de la organización.

Aquellos que no superen las pruebas, pueden optar por ser preparados para acceder a las mejores universidades por Ubitennis.

Usted puede pensar entonces que esto no es más que un negocio, Por supuesto, America-International hace un gran trabajo, y no puede hacerlo de forma gratuita, ¿pero sin con una inversión de entre 5.000 y 12.000 dólares puede obtener una beca de entre 100.000 y 400.000 dólares, aceptaría?

Realmente, esto no es un negocio para Ubitennis, pero la falta de atención que Italia presta a sus deportistas, el poco apoyo que reciben de Federtennis, y mi propia experiencia como estudiante y deportista en Estados Unidos, me ha inspirado para buscar una manera de ayudar a los jóvenes tenistas italianos.

Daniel Sánchez Arévalo, director de cine español, estudió en la Universidad de Columbia.

Daniel Sánchez Arévalo, director de cine español, estudió en la Universidad de Columbia.

Todos nos hemos preguntado por qué el mundo de los mejores centros universitarios del mundo, las conocidas como ‘universidades top’ es tan desconocido para el público en general, y sobre todo para los deportistas.

 ¿De qué centros hablamos? Sin duda, casi cualquier persona puede mencionar las mejores universidades del mundo, ya que la lista no ha cambiado en los últimos años. QS, una institución especializada en la valoración académica internacional, ofrece cada año su ranking de las mejores universidades. En el más reciente la lista la encabeza la Universidad de Cambridge (Reino Unido), seguida de Harvard (EE.UU.), el Massachusetts Institute of Technology (MIT, EE.UU.), la Universidad de Yale (EE.UU.) y la de Oxford (Reino Unido).

Ana María Matute, escritora, becaria en Indiana.

Ana María Matute, escritora, becaria en Indiana.

A partir de ahí, la lista continúa con centros principalmente norteamericanos, la mayoría dentro de la conocida como la  “Ivy League” (la liga de la hiedra), el selecto club de las universidades más antiguas y prestigiosas de los Estados Unidos.

Una de las razones de ese desconocimiento es que la sociedad está llena de falsos estereotipos muy extendidos y que han calado con fuerza en nuestro entorno. Un ejemplo de ello es la creencia de que si eres buen estudiante no puedes ser un buen deportista y al contrario. En America-International pensamos que ese tipo de percepciones y creencias están anticuadas y muy alejadas de la realidad  actual, como demuestran desde hace años las universidades americanas.

Quizá el problema radique en que no existe la información adecuada, o de existir no es fácil de encontrar debido a la abundancia de datos que publican numerosas compañías y organizaciones que, en ocasiones, provocan lo contrario a lo que se busca, al plantear escenarios y situaciones que, en vez de facilitar respuestas parece que busquen que el público interesado en conocer y aclarar dudas hagan el menor número de preguntas posible.

Otras compañías, como America-International, ponen todas las cartas sobre la mesa, con el objetivo de explicar la realidad que todo estudiante-deportista y su familia se puedan plantear, para conocer si la decisión que van a tomar cumplirá con las expectativas y aspiraciones tanto de la familia como del propio estudiante-deportista.

 

Formando líderes

El director de cine Daniel Sánchez Arévalo estudió en la Universidad de Columbia, la escritora Ana María Matute fue becaria en Indiana y el bioquímico Joan Massgue cursó estudios en Brown University. Al igual que ellos, otras personas relevantes de la vida científica, artística o empresarial de nuestro país han pasado por una universidad de primer nivel. Casos como los de Guillermo Fesser, Javier Solana o Mariano Barbacid demuestran que acceder a un postgrado de relevancia internacional es un sueño posible.

Ninguna institución educativa prepara mejor a sus estudiantes para afrontar situaciones reales que las universidades norteamericanas. Las universidades de primer nivel del mundo utilizan el término inglés ‘World Class Teaching’ para definir la mejor educación posible en el ámbito internacional. Sus programas formativos, desde el principio, asumen que los estudiantes se preparan para ser líderes (políticos, económicos, artísticos, académicos, de investigación) en su comunidad, o incluso de ámbito internacional.

Joan Massagué, bioquímico, cursó estudios en Brown University.

Joan Massagué, bioquímico, cursó estudios en Brown University.

Además, sus clases son impartidas por profesionales o profesores de primer nivel mundial, a los que se añaden líderes de referencia en cada una de las facetas (ex presidentes, premios Nobel, empresarios de éxito, emprendedores, deportistas) que ofrecen al estudiante avances y ejemplos reales cada disciplina.  En estos centros, además, se da mucha importancia a la relación interpersonal entre los alumnos y a sus habilidades para desenvolverse en pruebas como contestar un centenar de preguntas en diez minutos y obtener el mayor porcentaje posible de aciertos. Prueba que no deja de ser un ejemplo tomado de la vida real de quienes acceden a puestos de responsabilidad y se ven en la necesidad de tomar decisiones continuamente en situaciones críticas. A mayor responsabilidad, más decisiones habrá que tomar y mayor trascendencia tendrá.

En la formación del alumno también tiene gran importancia las labores de investigación y la presentación de los trabajos que han de defender ante su profesorado y compañeros, enfrentándose a una batería de preguntas difíciles que el estudiante ha de responder y que le enseñan a razonar, argumentar y convencer a sus interlocutores.

Por poner un ejemplo es como si el estudiante fuera un gladiador romano y saliera a la arena del Coliseo a luchar por su vida. Una experiencia con la que se consigue grabar las conocimientos adquiridos durante la investigación, y que es también un entrenamiento similar a la experiencia diaria a la que un ejecutivo se ha de enfrentar cuando desarrolle su trabajo en una corporación mundial: presión, trabajo, esfuerzo, sacrificio y satisfacción cuando se obtienen los resultados buscados.

¿Cómo acceder?

Acceder a uno de estos centros, el selecto club de las universidades más antiguas y prestigiosas de los Estados Unidos puede parecer muy caro. Un buen estudiante o deportista puede llegar a pensar que no podrá pagarlo aunque le acepten, o que está fuera del alcance de las posibilidades económicas de sus padres… Nada más lejos de la realidad, en America-International, con más de 23 años de experiencia, disponemos de los conocimientos necesarios para guiarle durante todo el proceso y enseñarle cómo acceder a la  financiación necesaria para ser admitido y que solo pague lo que pueda, de acuerdo con sus ingresos, sin necesidad de tener que devolver esas cantidades a posteriori.

¿Cómo es esto posible? Porque las mejores universidades del mundo no se financian únicamente con las matrículas de los alumnos, sino con dinero de particulares y empresas que se deducen esas donaciones, y que desean devolver a la sociedad parte de lo que han obtenido de ella. Estos centros disponen de importantes programas de becas con los que reclutan talento a lo largo de todo el mundo. Becas que pueden cubrir desde el coste de la matrícula hasta la estancia en el país.

¿Cómo puedo acceder a este tipo de universidades? Lo primero es tener un dominio del inglés que le permita comunicarse de manera fluida.   Si su nivel de inglés no es bueno para ir a Estados Unidos, en nuestra compañía, America-International, contamos con tutores graduados en Harvard que están disponibles para ayudarle en cualquier asignatura o materia que necesite. En ninguna academia de inglés del mundo va a encontrar los servicios que ofrece la compañía.

Diferencias de mentalidad

El director de cine Daniel Sánchez Arévalo estudió en la Universidad de Columbia, la escritora Ana María Matute fue becaria en Indiana y el bioquímico Joan Massgue cursó estudios en Brown University. Al igual que ellos, otras personas relevantes de la vida científica, artística o empresarial de nuestro país han pasado por una universidad de primer nivel. Casos como los de Guillermo Fesser, Javier Solana, Mariano Barbacid o Angel Pellicer, profesor en la Universidad de Columbia demuestran que estudiar o acceder a un postgrado de relevancia internacional es un sueño posible.

Apenas 970 españoles se han graduado toda la historia de la universidad de Harvard desde su fundación en 1636, mientras que Suiza, un país con algo más de  ocho millones de habitantes cuenta ya con más de 10.000

Mariano Barbacid, director del departamento de oncología del Instituto Squibb de Princeton.

Mariano Barbacid, director del departamento de oncología del Instituto Squibb de Princeton.

graduados en Harvard.

En la cultura empresarial europea si un emprendedor fracasa a la hora de poner en marcha una idea o una empresa se le considera un perdedor.

En Estados Unidos, en cambio, los fracasos se consideran experiencia y aprendizaje, se ven como intentos de conseguir el éxito y no suponen un desprestigio, antes al contrario, ayudan a conseguir nuevas oportunidades y la financiación necesaria para poner en marcha nuevas ideas, porque la experiencia es la mejor forma de aprender y de innovar.

En Estados Unidos, cuando una persona quiere poner una empresa y solicita un crédito se encuentra con más facilidades si ya en el pasado trató de poner un negocio y fracasó, que si es la primera vez que trata de ponerlo.

Otra notable diferencia es que en Norteamérica y Suramérica, quien se arriesga y tiene éxito también obtiene la admiración de sus conciudadanos y de las instituciones.  Una concepción muy alejada de la cultura de algunos países europeos, donde tener éxito supone convertirse en alguien sospechoso, envidiado y criticado. En la cultura norteamericana tener éxito y triunfar supone ser admirado, imitado y estudiado como un ejemplo a seguir.

En America-International tenemos una misión: Ofrecer a los jóvenes deportistas oportunidades de desarrollo académico, deportivo, cultural y profesional para que se conviertan en personas mejor preparadas.

Disponemos de programas personalizados que ayudan a deportistas interesados en estudiar y practicar un deporte en universidades de Estados Unidos con una beca de estudios, que combina la actividad académica con la

Natalie Portman, ganadora de un Oscar por 'The Black Swan', ´se graduó en Psicología en Harvard en 2003.

Natalie Portman, ganadora de un Oscar por ‘The Black Swan’, ´se graduó en Psicología en Harvard en 2003.

deportiva.

Con nuestra ayuda, los estudiantes, además de diseñar un programa de estudios pueden combinar la actividad académica con la deportiva, y la beca les proporciona una ayuda económica para financiar parte o la totalidad de los gastos. Desde su fundación America-International ha ayudado a miles de jóvenes a desarrollar su talento académico y deportivo.

Porque la mejor educación y el deporte de élite son actividades compatibles, como demuestra el jugador Jeremy Lin, de Los Ángeles Lakers, quien se graduó en 2010 en la Universidad de Harvard con un título en Economía.

Lin no es el único deportista de élite  que ha pasado por una universidad de élite como Harvard, otro ejemplo destacado, por sus éxitos deportivos y académicos y su trayectoria profesional es el tenista James Blake, deportista, escritor y un gran recaudador de fondos para causas benéficas, quien en julio del 2007 escribió un libro en coautoría con Andrew Friedman llamado: “Breaking Back: How I Lost Everything and Won Back My Life” y alcanzó el puesto No. 15 en la lista de Best Sellers de Nueva York… Como apoyo al libro, apareció en “The Tonight Show with Jay Leno” y en  “The Late Show with David Letterman”, además de varios matinales de la TV estadounidense. Tiene un evento de caridad anual llamado AnthemLIVE!, que desde el 2003 ha reunido más de 2,5 millones de dólares para la investigación del cáncer.

America-International cuenta con la colaboración permanente de otra destacada deportista, la , Allison Feaster, graduada en Economía en la Universidad de Harvard.

Trabaja de forma permanente con America-International como coordinadora de Drive English (un programa desarrollado conjuntamente con la Federación de Tenis de Madrid), en la  preparación para el SAT (prueba de admisión universitaria reconocida internacionalmente) y es directora del programa de verano Boston Summer Camp.

“El éxito en la vida es el resultado de un buen juicio, el buen juicio es el resultado de la experiencia y la experiencia es generalmente el resultado de la falta de juicio .. por lo tanto, no tengas miedo a probar cosas nuevas” (Anthony “Tony” Robbins).


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/america-international/www/actualidad/wp-includes/functions.php on line 2906

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/america-international/www/actualidad/wp-includes/functions.php on line 2906